La palabra sujeta al sentimiento como veto del alma
creando círculos que se agrupan, desagrupan y rompen
en el entorno distante.

Crecías creyendo que el mundo te debía algo,
la hondonada entre nosotros era sima
aunque espacialmente cerca
mientras yo me alejaba pensando que nunca podría tenerte.

Ahora la circunstancia se han hecho presente
los kilómetros comunican lo que antes no podía
la honestidad cruza el puente tendido por una partida inadvertida.

Si cerramos los ojos han pasado años
sin juntamos las manos han pasado kilómetros
el kilometro se transforma en un puente
lo vemos levantarse como señal que se curva pero nunca se interrumpe.

Perece el mensaje escaso de vigencia
la alerta no pudo ser atendida
no llega la circulación
el escombro solo se mantiene tibio
pero el puente que nunca será cruzado
a causa del sentimiento finisecular acrecentado nunca antes expreso.

Poema: Irene Navarro (2019)
Obra: Princesa Tarakanova (1864) – Konstantin Flavitsky
Fuente

Espero les haya gustado. Les invito a leer mis próximas publicaciones y siempre estaré dispuesta a responder sus preguntas y comentarios. ¡Muchas gracias!